Cuando los jóvenes entran en la Orden, traen el gozo, la fuerza y los signos de gracia, que también están presentes en nuestra época
Cap. Bogotá n. 203

Nuestras misiones

Heredera de las grandes gestas misioneras realizadas en el siglo XVI, tras la restauración en 1879 de la antigua Provincia Dominica de España hoy incorporada a la nueva Provincia Hispania, nunca se abandonó la tarea misionera “ad gentes”, iniciando el establecimiento de la Iglesia local en diferentes lugares, creando vicariatos regionales y provinciales y ayudando en tareas pastorales en las zonas de mayor dificultad.

En el pasado siglo XX la acción misionera fue mucho más amplia, con actuaciones en Centroamérica de donde nacerá ya a finales de siglo la Provincia Dominicana de San Vicente, en Méjico, Colombia, y otros países hispanos. El crecimiento de esos nuevos vicariatos, junto a la escasez de vocaciones, han ido limitando la zona de nuestra acción misionera en Latinoamérica; si bien se han abierto en el continente africano, no sin dificultad.

Actualmente nuestras misiones se ubican en Perú, República Dominicana, Cuba, Paraguay, Uruguay, Argentina y Guinea Ecuatorial.