Manda un Bizum al 01976
Noticias cabecera

NOTICIAS DE SELVAS AMAZÓNICAS

¿Qué está pasando en Selvas Amazónicas?

Entrevista sobre el comercio justo

Entrevista a Leticia García Díaz, delegada territorial de PROYDE (Promoción y Desarrollo) en Andalucía y Melilla, realizada por Fr. Javier Aguilera, OP incluida en el nº5 de la Revista Selvas Amazónicas: Cuidado de la casa común

Revista N5 Cuidado casa común Entrevista Leticia Comercio Justo icono grande

Lema de PROYDE: “Mucha gente pequeña, en muchos lugares pequeños, haciendo muchas cosas pequeñas, puede cambiar el mundo...” ¿Lo cambiamos?

Revista N5 Cuidado casa común Entrevista Leticia Comercio Justo Leticia fotoPregunta: Cuéntanos sobre ti, Leticia, quién eres, a qué te dedicas...

Respuesta: Soy Leticia García Díaz, delegada territorial de PROYDE (Promoción y Desarrollo) en Andalucía y Melilla. PROYDE es la ONG de cooperación internacional vinculada a la familia educativa de La Salle. Desde la entidad queremos trabajar para que personas empobrecidas del hemisferio sur del mundo puedan ser protagonistas de su propio desarrollo. Principalmente, tenemos proyectos de cooperación en África subsahariana, aunque también en América Latina y Asia. Además, trabajamos en España en el ámbito de la Educación para el desarrollo, acompañando a generaciones futuras a ser agentes de transformación social que nos ayuden a alcanzar un mundo más justo y sostenible para todos. Mi trabajo consiste en acompañar a los equipos de voluntariado y animar la labor de PROYDE en los diferentes ámbitos en los que trabajamos: apoyo económico a los proyectos, campañas de sensibilización y educación para el desarrollo y concienciación a través del consumo responsable y comercio justo. Todo ello en el territorio andaluz y también en Melilla, donde contamos con el apoyo de 20 centros educativos de La Salle.

Revista N5 Cuidado casa común Entrevista Leticia Comercio Justo 2P: Comencemos por el principio, sabemos de tus conocimientos acerca del comercio justo, ¿qué es el comercio justo?

R: El comercio justo es una herramienta de transformación que nos permite ser parte del cambio social a través de nuestro consumo. Es un sistema comercial alternativo que pone en el centro a las personas y al medioambiente. Hoy en día vivimos en un sistema consumista que solo busca el beneficio económico sin importar el impacto negativo que esto tenga en las personas que trabajan en los procesos de elaboración. Este sistema consumista y capitalista incluye la explotación de las personas trabajadoras (incluso menores de edad) con jornadas laborales interminables en lugares insalubres e inseguros y salarios ínfimos. El comercio justo busca proteger a estas personas desarrollo propio que no venga impuesto desde fuera. Es decir, este sistema brinda la oportunidad y también al medioambiente a través de 10 criterios a productores y productoras de aprender, de que este sistema alternativo ha establecido como principios del comercio justo.

Los diez principios fundamentales del comercio justo:

  1. Creación de oportunidades para productores con desventajas económicas, de manera que puedan competir con las grandes empresas.
  2. Transparencia y responsabilidad en todos los procesos.
  3. Prácticas comerciales justas con los productores.
  4. Pago de un precio justo para los trabajadores.
  5. Asegurar la ausencia de trabajo infantil y trabajo forzoso, protegiendo a los niños trabajadores, ya que en algunos países sí es legal que trabajen menores.
  6. Compromiso con la no discriminación, equidad de género y libertad de asociación. Sobre todo se hace mucho esfuerzo en la protección y acompañamiento de las mujeres trabajadoras.
  7. Asegurar buenas condiciones de trabajo de salubridad, higiene y seguridad.
  8. Facilitar el desarrollo de capacidades de las personas trabajadoras a través de capacitaciones y formaciones.
  9. Promoción del comercio justo contribuyendo a una expansión del movimiento.
  10. Respeto por el medioambiente en los procesos de producción

Revista N5 Cuidado casa común Entrevista Leticia Comercio Justo 3P: ¿Qué conseguimos al consumir estos productos?

R: Consumir comercio justo puede ser considerado como un acto político. Al comprar estos productos que les permitan ser motor dentro de sus propias estamos “rompiendo” el sistema en el que vivimos, comunidades y salir de situación de pobreza en la que en muchas ocasiones viven, causada entre otras ya que ponemos en el centro a las personas productoras y al medioambiente y eso es algo que
razones por el sistema consumista en el que vivimos. el sistema capitalista no está dispuesto a tolerar. Estaremos apoyando a personas del Sur global y apostando por la calidad, haciendo que los bienes que consumamos duren más y con ello reducir el consumismo exacerbado.

P: ¿Qué relación hay entre el comercio justo y el cuidado de la creación?

R: La creación incluye naturaleza y también a las personas. Si nuestros criterios a la hora de hacer la compra se basan en la protección de estos dos elementos, con el comercio justo estaremos apoyando y apostando por una producción ecológica y sostenible que nos ayuda a proteger y cuidar nuestra casa común: el planeta tierra. 

P: ¿Qué relación hay entre el comercio justo y la lucha contra la pobreza?

R: Se trata de una relación directa. El comercio justo acompaña a comunidades empobrecidas hacia un desarrollo propio que no venga impuesto desde fuera. Es decir, este sistema brinda la oportunidad a productores y productoras de aprender, de capacitarse, formarse, organizarse y empoderarse para ser protagonistas de su propia evolución y poder trabajar en condiciones dignas y seguras que les permitan ser motor dentro de sus propias comunidades y salir de la situación de pobreza en la que en muchas ocasiones viven, causada Revista N5 Cuidado casa común Entrevista Leticia Comercio Justo 4entre otras razones por el sistema consumista en el que vivimos.

P: Comercio justo y mercado... ¿Un grito de denuncia?

R: Aunque la parte más conocida y cercana a la ciudadaníaes la compra y venta de productos, el movimiento de comercio justo realmente abarca mucho más. También implica sensibilización, movilización social, incidencia política y denuncia. El mundo no solo se cambia con el dinero de donaciones a ONG o en este caso con las compras de comercio justo. En las luchas sociales son de vital importancia  las líneas de concienciación social y sensibilización, para que las personas sean las que se transformen y estas, a su vez, transformen a la sociedad. De hecho, el principio número 9 de la Carta Internacional del movimiento del comercio justo, se refiere de forma especialmente concreta a la promoción e incidencia del comercio justo, y señala, entre otros aspectos, que “la organización trabaja para crear conciencia sobre los objetivos del comercio justo y la necesidad de una mayor justicia global”.

P: ¿Qué tipo de productos hay? ¿Cuáles nos recomiendas?

R: Aunque los más conocidos son los productos de alimentación (galletas, café, chocolate, té...), hay muchísimos productos que podemos encontrar fabricados bajo los criterios de comercio justo. Podemos encontrar todo lo que queramos en el mundo textil, también hay productos de belleza y cosmética, juguetes, artesanía... Incluso aparatos tecnológicos, existe una marca que comercializa teléfonos móviles de comercio justo. En este punto me gustaría destacar que la industria tecnológica es causante del empobrecimiento de miles de personas. Un ejemplo de ello lo encontramos en el coltán, un material indispensable para el funcionamiento de móviles, tablets u ordenadores portátiles, y que se deriva de la unión de otros dos metales: Columbita y Tantalita. El coltán es conocido actualmente como el oro negro, el 80% de las reservas se encuentran en la República Democrática del Congo, donde solo un 3% de las minas son oficiales. Podemos imaginar el sufrimiento y la explotación que se derivan de este negocio en el que principalmente son niños y niñas los que descienden a las minas para extraer el coltán. Con la compra de smartphones, nos hacemos cómplices de este negocio cruel y de la
explotación de miles de personas, así que, si tenemos la posibilidad de encontrar la alternativa de comercio justo, ¿por qué no considerarla? 
Por último, para comenzar a consumir productos de comercio justo, empezaría por el desayuno... Podemos hacerlo introduciendo diferentes elementos como el café, el cacao en polvo, té, azúcar, galletas... Hay mil posibilidades para conocer el mundo del comercio justo ¡Solo hay que atreverse!

P: ¿Los productos de comercio justo son más caros? ¿Por qué comprar ese producto en comercio justo si lo podemos encontrar mucho más barato?

R: La respuesta rápida a esta pregunta sería: los productos de comercio justo no son caros, son justos. La diferencia entre un producto “normal” y otro de comercio justo, está en que se ha velado por los 10 criterios anteriormente recitados. En esa diferencia va un sueldo justo para los productores, condiciones dignas de salubridad y seguridad de los lugares de trabajo, la protección de las mujeres y de los menores... ¿Qué precio tiene la vida de las personas? Además, en el caso de las ONG que distribuimos productos de comercio justo, también va incluida una prima destinada al apoyo de nuestros proyectos de cooperación internacional, haciendo de la compra un proceso completo de apoyo a la justicia social.

P: ¿Dónde podemos comprarlos?

R: Hoy en día podemos encontrar estos productos en muchos lugares, solo hay que tener bien abiertos los ojos para poder reconocerlos. Existen tiendas especializadas de comercio justo regidas por ONG, como las de OXFAM, o también de algunas cooperativas de distribuidoras, como es IDEAS. Se encuentran muchas referencias de comercio justo en tiendas de productos ecológicos o herboristerías, así como en grandes superficies conocidas por todos. Por último, también destacar que el comercio justo no se queda atrás y se pueden encontrar muchos productos  de manera online, como es en nuestra página comerciojusto.proyde.org/

Revista N5 Cuidado casa común Entrevista Leticia Comercio Justo 5P: En nuestra pá
gina de selvasamazonicas.org también podéis encontrarlos. ¿Y cómo podemos reconocer los productos de comercio justo?

R: Existen sellos oficiales expedidos por organismos reconocidos dentro del movimiento de comercio justo. Estos sellos consisten en logotipos impresos en el envase del producto, que nos garantizan que han pasado una serie de requisitos y de auditorías y que efectivamente cumplen con los 10 principios fundamentales del movimiento. Es importante conocerlos y reconocerlos, ya que estas certificaciones refuerzan la credibilidad y la transparencia ante la ciudadanía y además promueven su visibilidad. En el año 2020, la Coordinadora estatal de comercio justo de España elaboró la edición en castellano de la “Guía internacional de certificaciones de Comercio Justo”.

P: ¿Qué iniciativas realizáis como asociación de comercio justo, para sensibilizar y dar a conocer este consumo alternativo?

R: Dentro de nuestras tareas diarias siempre está la sensibilización en el comercio justo. En este punto me gustaría destacar el programa de certificación de Centros Educativos por el comercio justo que llevamos a cabo. Se trata de un programa de acompañamiento a colegios para que puedan acreditarse como Centros Educativos por el comercio justo. Para ello, se propone una estrategia de sensibilización a toda la comunidad educativa. Una vez superada esta fase, se trabajan estrategias de compra y venta de productos de comercio justo. Se trata de que las escuelas caminen hacia un consumo responsable y que sean ejemplos de prácticas que pongan en valor el comercio justo. 

A nivel más amplio, existe un programa para las ciudades, que acredita a diferentes localidades como. En la ciudad de Jerez de la Frontera, PROYDE es parte del grupo motor que junto con el Ayuntamiento de Jerez camina hacia esta acreditación. En este movimiento están implicadas instituciones públicas, empresas privadas, hostelería, tejido asociativo... Todos juntos tomando pequeños compromisos para la transformación conjunta de la propia ciudad y también de otras comunidades en el otro lado del mundo.

Teoría del círculo virtuoso de las 8 R que fomentan el decrecimiento:

  • Re-evaluar
  • Re-conceptualizar
  • Re-estructurar
  • Re-distribuir
  • Re-localizar
  • Reducir
  • Reusar
  • Reciclar.

Teniendo en cuenta estas 8 R podremos:

  • Convertirnos en consumidores responsables
  • Ser actores políticos y críticos de la sociedad en la que vivimos
  • Construir una sociedad para la que solo somos meros consumidores y para la que valemos con relación a lo que consumimos.

Revista N5 Cuidado casa común Entrevista Leticia Comercio Justo 6P: La justicia no es un acto puntual, sino que se construye día a día a través de pequeños gestos. ¿Qué deberíamos plantearnos antes de comprar un producto?

R: La transformación de las estructuras económicas que desembocan en el empobrecimiento de comunidades del Sur pasa por un cambio en nuestros hábitos de consumo. El consumo responsable debe ser una actitud diaria del ciudadano que le obligue al consumidor a hacerse una serie de preguntas: ¿Realmente lo necesito? ¿En qué condiciones ha sido fabricado? ¿Puedo encontrarlo de producción local y cercana? ¿Existe la alternativa en comercio justo? ¿Es duradero?

P: ¿Qué posibilidades tiene el comercio justo de prosperar en el mundo que vivimos, de economía neoliberal y globalizada?

R: Las ventas de comercio justo cada vez son más altas y esto quiere decir que la sociedad busca
otras vías y necesita alternativas. En estos tiempos pospandémicos de incertidumbre, guerras y crisis económicas, el cuidado y la atención a lo que verdaderamente es importante se hace indispensable para poder sobrevivir. El Papa Francisco nos anima a vivir en armonía con el espacio natural y también con los demás, desde las Naciones Unidas nos proponen la Agenda 2030 para conseguir un desarrollo sostenible... El comercio justo y el consumo responsable son una herramienta clave para poder alcanzar todos estos retos que nos interpelan como sociedad global y también como personas. Creer en que otro mundo es posible es el primer paso y para ello tenemos un buen líder que ya hace más de 2000 años nos daba este mismo mensaje. Los cristianos no debemos ser indiferentes a lo que sucede en el mundo, cerca o lejos de nuestro entorno, y es por ello que no debemos decaer en el empeño de que podemos cambiar las cosas y debemos buscar alternativas y caminos que nos ayuden a ello.  

 

Revista N5 Cuidado casa común Entrevista Leticia Comercio Justo 1Leticia García Díaz Es de Jerez de la Frontera y la mayor parte de su vida ha estado vinculada a familia lasaliana. Siempre ha sido muy cercana a la ONG PROYDE, perteneciente a La Salle, gracias a la cual pudo vivir su primera experiencia de voluntariado internacional en el año 2014, en la ciudad de Dire Dawa (Etiopía). Tras esta experiencia descubrió que su vocación era ponerse al servicio de los demás. Años más tarde tuvo la oportunidad de colaborar con la ONG YMCA y en el 2018 le surgió la oportunidad de trabajar nuevamente en PROYDE como delegada territorial. Desde entonces acompaña y lidera la entidad en Andalucía y Melilla. A día de hoy son cuatro las vivencias que acumula, todas ellas en África (Etiopía, Kenia, Mozambique y Togo). Este acercamiento a la realidad le animó a seguir formándose en este ámbito y el año pasado cursó un diploma de posgrado en Cooperación con África subsahariana por la Universidad de Jaén.

 

Entrevista realizada por Fr. Javier Aguilera Fierro, OP, Promotor de Justicia y Paz y Cuidado de la Creación de la Provincia de Hispania de los Dominicos

Entrevista publicada en la Revista Selvas Amazónicas nº 5 Cuidado de la casa común. Puedes apoyar la labor de Misioneros Dominicos-Selvas Amazónicas y leer entrevistas y artículos tan interesantes como este suscribiéndote a nuestra Revista