Este sitio web está en versión Beta y puede que tenga algunos errores que estamos corrigiendo.
Noticias cabecera

NOTICIAS DE SELVAS AMAZÓNICAS

¿Qué está pasando en Selvas Amazónicas?

Proceso de acompañamiento de los misioneros dominicos a los pueblos originarios

Extracto del artículo escrito por Fr. Santiago Echeverría, OP, para la nueva revista de Selvas Amazónicas, la mirada misionera de los dominicos hacia los más vulnerables. ¡Descúbrela!

350_articulowebrevistapueblosoriginarios1Con este nombre, proceso de acompañamiento a los pueblos originarios, expresamos la Misión ad Gentes de los Dominicos en la Amazonía del Perú. Comprende un inmenso territorio que la Santa Sede designó en 1900, como un precioso regalo, a la Orden Dominicana, para crear, casi desde la nada, un nuevo Pueblo de Dios. En la actualidad, “Selvas Amazónicas” atiende también otras presencias dominicanas fuera de la Amazonía.

Por brevedad y desde mi experiencia personal, centro esta reflexión sobre los Pueblos Indígenas que residen en el Vicariato de Puerto Maldonado que ahora preside pastoralmente el misionero dominico Mons. David Martínez de Aguirre Guinea. Sobre acompañamiento podemos explicar la realidad que vivimos. Hombres y mujeres de nuestra iglesia misionera suelen disponer muchos años de su vida, a veces toda la vida, al servicio de las comunidades nativas. Es como acoger y sentirse acogidos. El término “convivir” puede ser más acertado, y hace referencia a compartir la trayectoria de nuestra vida en las alegrías, celebraciones y grandes logros, así como también en las penas, catástrofes y muertes.

“Contagiado” por la cultura nativa de lo concreto, resalto dos experiencias frecuentes de nuestras desgracias: naufragios y suicidios. La canoa se voltea en un tramo peligroso del río y desaparecen un grupo de viajeros. En esas circunstancias, comunidad y misión se unen en el costoso y difícil trabajo de rescatar los cadáveres. Algunos no aparecen nunca y los cadáveres rescatados ofrecen un espectáculo deplorable, ennegrecidos y comidos por las pirañas. Las aguas turbulentas huyen llevándose la desesperación, lágrimas y angustias de los hijos de la selva.

350_articulowebrevistapueblosoriginarios2Inmenso y peligroso paraíso amazónico. No me extiendo en relatar los suicidios, pero es una tragedia terrible para la comunidad. Demasiados jóvenes sufren en total secreto “nudos” afectivos en lo más profundo de su corazón, que equivocadamente resuelven tomando el venenoso barbasco. Muerte segura y horrible tragedia en las familias y en la comunidad. El acompañamiento consolador del misionero es el mejor, y en ocasiones el único, paliativo para el dolor de los seres queridos.

También celebramos juntos nuestras fiestas, aniversarios, progresos de salud, educación y nuestros triunfos contra los ataques de los poderosos: gobierno, empresas, comerciantes, etc. Es importante estar muy unidos, Comunidad-Misión, ante la codicia de los que intentan ocupar el territorio y llevarse los recursos naturales.
Un ejemplo: durante dos meses y en tres encuentros, la comunidad logró rechazar un proyecto del gobierno y empresas que suponía su destrucción. Por ley, la comunidad tenía que aceptar la visita del Estado: autoridades de primer nivel, abogados, ingenieros de la empresa y 4 guardias civiles con sus armas ocupaban el estrado; en frente 200 comuneros. Los líderes machiguengas tenían un resumen, elaborado por la Misión, de la defensa de sus derechos y el rechazo de las falsedades del gobierno. En momentos muy difíciles, ante la presión de los expertos, el jefe pedía la opinión del comunero-misionero. Plasmo mi experiencia: me levanto y expongo con respeto y firmeza los atropellos, faltas de respeto hacia los machiguengas, mentiras, pretensiones ilegales, amenazas, falsas promesas, todo lo que he podido anotar de sus conductas, palabras y escritos sobre un proyecto destructivo para la comunidad. Es acompañamiento a los humildes. El jefe lo transmite en machiguenga a sus paisanos que se sienten fortalecidos y consolados. Siguen las conversaciones, pero el proyecto es rechazado y los visitantes suben a los helicópteros y desaparecen.

350_articulowebrevistapueblosoriginarios3En la actualidad, y teniendo en cuenta la influencia del Sínodo Amazónico, se está dando mucha importancia a los pueblos indígenas aislados. Voy a intentar explicar cómo es el proceso del acompañamiento misionero desde el primer contacto con un grupo aislado, hasta que se asienta y se forma como pueblo nuevo con señales de permanencia, sin peligro de nomadismo.

Hay que considerar y aceptar que el proceso requiere un largo período de tiempo. El aislado siente que el misionero no es ni comerciante, ni maderero, ni petrolero que llega para esclavizar o para llevarse los recursos naturales, “estrujando” su territorio y dejando tras de sí un montón de escombros y basura. El nativo se siente seguro, hermano, en la Misión.

Esto nos obliga a los hijos de la Iglesia y de Domingo de Guzmán a vivir intensamente la identidad de enviados como Jesús por el Padre Dios a anunciar el evangelio. No vamos a ellos para hacer prosélitos, sino para llamar a los sencillos: “vosotros sois mis amigos”.

¿Quieres seguir leyendo el artículo? ¡Descubre nuestra nueva revista Selvas Amazónicas! Solicita de manera gratuita la versión digital del primer número Pueblos Originarios en este enlace

Extracto del artículo de Fr. Santiago Echeverría, OP, publicado en el nº1 de la nueva revista Selvas Amazónicas: Pueblos Originarios.