Este sitio web está en versión Beta y puede que tenga algunos errores que estamos corrigiendo.
Noticias cabecera

NOTICIAS DE SELVAS AMAZÓNICAS

¿Qué está pasando en Selvas Amazónicas?

La esperanza del campesinado en nuestros territorios de misión

En el Día Internacional de la Lucha Campesina, desde Selvas Amazónicas compartimos la voz del campesinado de Perú y República Dominicana

El Día Internacional de la Lucha Campesina se conmemora el día 17 de abril. En 1996, durante la Segunda Conferencia de Vía Campesina en Tlaxcala, México, se instituyó el día como una forma de honrar la muerte de 19 campesinos sin tierra que murieron durante una masacre en Eldorado Dos Carajás, Brasil.

Nuestros misioneros acompañan y apoyan a las comunidades campesinas en los países de misión donde estamos presentes. Para recordar este día hemos querido encontrarnos con campesinos y campesinas de Perú y de República Dominicana para conocer sus vidas y su lucha por la dignidad.

Te invitamos a conocerles:




Vicente Torre Quintana
es de la Comunidad Cristiana Campesina de Aranjuez, provincia de La Convención, Misión de Quillabamba, Perú. Tiene 78 años y lleva viviendo en la chacra desde que tenía 5 años, a la que llegaron al trasladarse por enfermedad desde Acumayo. “En mi condición como campesino, conozco cómo es el problema del campesinado, cómo es el trabajo”. El testimonio de Vicente se remonta a 1958 cuando comenzaron a organizarse.






Altagracia
Alfonseca pertenece a la Asociación de Mujeres Unidas de los Hatillos y a la Federación de Secundina de los Reyes-Hato Mayor. Altagracia lleva más de 40 años viviendo en el campo, al que llegó desde la ciudad, tiene una parcela en la que trabaja la tierra. Su inquietud personal es que el municipio y la sociedad avance para que las mujeres tengan el espacio que merecen.

 





Martire M
orlas es el Presidente de la Asociación de Citricultores de Hato Mayor. Esta asociación se fundó en 1997 con el objetivo de que pequeños y medianos productores de cítricos se organizaran para comercializar y transformar la producción de los críticos. Martire, está vinculado al campo desde 1985 y cree que cuando las personas se asocian lo hacen buscando esperanza, para unir sus ideas y conseguir un fin común: “Juntarse ayuda, porque todos los problemas se comparten”.

 




El pastor evangélico Ramón Marte pertenece a la Asociación de campesinos Valle de Bendición de Mata de Palma en la Región de El Seybo. Ramón nació y creció en Mata de Palma y “desde entonces -explica- estamos bregando con la labor de la tierra”. Su asociación, fundada en septiembre de 2015, se mantiene con la esperanza de que les entreguen los terrenos que necesitan para trabajar la tierra.

 

 


Mi
nerva Jiménez Mejías es la presidenta de la Asociación de Mujeres Unidas de los Hatillos de Hato Mayor. Pertenece a la Asociación desde hace 10 años, la Asociación de Mujeres unidas es muy humilde; tienen sembrado un terreno, pero no todas las mujeres asociadas tienen acceso a una tierra y eso hace que no puedan producir más. La Fe en Cristo le mantiene con esperanza.

 

 

 

Saulio Augusto Ceballo es miembro de la asociación ASOAGROPPLA, de la provincia de la Altagracia. Su asociación surge de un grupo de hombres con interés por trabajar la tierra para ponerla a producir y organizar proyectos. Saulio explica que con sus demandas no quieren perjudicar a los terratenientes, sino que desean que el Estado les facilite aquellas tierras baldías, que son aptas para el cultivo, para ponerlas a producir.

 
En los testimonios de los campesinos y campesinas vemos que la Fe les acompaña en su camino y cómo unidos a otros campesinos a través de diferentes asociaciones y organizaciones perseveran en la búsqueda de una vida mejor, de una vida con esperanza. Desde Selvas Amazónicas trabajamos junto a las comunidades en la defensa de la dignidad, compartiendo desde la Fe el camino hacia la construcción del Reino.

El Papa Francisco nos invita a colocarnos del lado de las periferias cuando nos dice “Tierra, techo y trabajo para todos nuestros hermanos y hermanas, son derechos sagrados por los que vale la pena luchar” y nos llama a reflexionar sobre la importancia de que el clamor de las personas excluidas se escuche en toda la tierra. Problemas como el acaparamiento de tierras, la deforestación, la apropiación y contaminación del agua, los agro-tóxicos inadecuados son el día a día del campesinado alrededor del mundo. Necesitamos un desarrollo que sea respetuoso con la Creación.

 

“De esas semillas de esperanza sembradas pacientemente en las periferias olvidadas del planeta,
de esos brotes de ternura que lucha por subsistir  en la oscuridad de la exclusión,
crecerán árboles grandes,  surgirán bosques tupidos de esperanza para oxigenar este mundo”
.

Mensaje del Papa Francisco en el II Encuentro Mundial de los Movimientos Populares