Manda un Bizum al 01976
Noticias cabecera

NOTICIAS DE SELVAS AMAZÓNICAS

¿Qué está pasando en Selvas Amazónicas?

El Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado se pronuncia contra el asesinato de Juan Julio Fernández Hanco

El asesinato del defensor ambiental y hermano del coordinador de la Comunidad Cristiana Católica de Nueva Arequipa estaría vinculado a la minería ilegal

Mons. David Martínez Vicariato Apostólico Puerto Maldonado Perú pronunciamiento Hanco

Radio Madre de Dios informa que Juan Julio Fernández Hanco fue asesinado de dos disparos el último domingo alrededor  de la media noche. Según denunció el hermano de la víctima, Germán Fernández, teniente gobernador del Centro Poblado Nueva Arequipa y coordinador del Comité de Gestión de la Reserva Nacional de Tambopata, su crimen estaría vinculado con mineros ilegales que desde hace años vienen amenazando a su familia.

De acuerdo a la versión de Germán Fernández, eran dos sicarios los que se encontraban esa noche en el lugar. Ambos habrían sido contratados por personas ligadas a la minería ilegal. «Esos señores son invasores. Sicarios contratados por mineros ilegales. Mientras la minería ilegal esté en Nueva Arequipa, todos los días van a haber muertos. Este lugar deberían declararlo en emergencia. Todos los días muere gente aquí», sostuvo.

Precisamente, hace dos semanas la hermana de Germán Fernández también fue secuestrada por personas vinculadas a la minería ilegal cuando se encontraba en la chacra de su familia. La situación es tan grave que tanto Germán como su padre cuentan con garantías para su vida. Sin embargo, Juan Julio no tenía esta protección.

Lee la noticia completa en este enlace de Radio Madre de Dios

Por su parte el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado y su obispo, el dominico David Martínez de Aguirre Guinea, ha realizado el siguiente pronunciamiento:

PRONUNCIAMIENTO DE EL VICARIATO APOSTÓLICO DE PUERTO MALDONADO CONTRA EL ASESINATO DE JUAN JULIO FERNÁNDEZ HANCO

El Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, con su parroquia Nuestra Señora del Carmen en los distritos de Inambari y Huepetue, la Oficina de Derechos Humanos, sacerdotes, religiosas y laicos de las diferentes instituciones de la Iglesia Católica de Madre de Dios, junto con nuestro obispo David Martínez de Aguirre Guinea señalamos lo siguiente:

  1. Repudiamos profundamente el asesinato de Juan Julio Fernández Hanco, abatido de dos disparos ayer domingo 20 de marzo, en el sector de La Pampa, en Madre de Dios. Queremos dar nuestro más sentido pésame a sus padres, hermanos, esposa e hijos, así como a todos sus demás familiares.
  2. Queremos hacer llegar nuestro mensaje de rechazo a quienes han ejecutado este aborrecible crimen y recordarles que Dios les exige las cuentas de sus actos cometidos en la tierra “¿Qué es lo que has hecho? La sangre de tu hermano me grita desde la tierra” (Gen 4, 10). Atentar contra la vida es atentar contra el mismo Dios y, en definitiva, contra uno mismo: “el hombre culpable de asesinato huye hasta la tumba” (Prov. 28, 17a).
  3. Juan Julio era hermano del teniente gobernador del Centro Poblado Nueva Arequipa, coordinador de la Comunidad Cristiana Católica de Nueva Arequipa y del Comité de Gestión de la Reserva Nacional de Tambopata, German Fernández. Nos consta que viene recibiendo, junto a su familia, amenazas de muerte por parte de mineros ilegales desde hace varios años. A pesar de la presencia de la policía y fuerzas armadas en la zona nos preguntamos: ¿De qué les han servido las garantías personales que habían solicitado? Siendo así, ¿para qué el Estado de emergencia? Nos solidarizamos con quienes, en esta región del Madre de Dios, día tras día, se sienten abandonados de un Estado que parece no velar por ellos. ¡Están siendo amenazados y asesinados! Exhortamos a la Policía Nacional del Perú, al Ministerio del Interior, Ministerio Público, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y demás entidades competentes a poner todos los medios a su alcance para impedir que estos horribles crímenes sigan ocurriendo en nuestro territorio. ¡Ni una muerte más!
  4. Los crímenes contra Juan Julio Fernández, Roberto Carlos Pacheco, Alfredo Vracko y tantas personas asesinadas y desaparecidas en nuestro territorio claman justicia. Por eso exigimos que se realicen investigaciones exhaustivas, prontas y oportunas que no los dejen impunes.
  5. “Solo el Amor vence a la muerte” nos recuerda el Cantar de los Cantares, 8, 6. Mantenemos firme nuestra esperanza en el Dios de la Vida y en Cristo, que crucificado venció a la muerte y se hizo solidario de todos los crucificados. A pesar de nuestro dolor e indignación nos abrazamos a la fe de que Juan Julio resucitará junto con los otros para el Reino de la Vida.

Puerto Maldonado, 21 de marzo de 2022