Hay que estar atento a las necesidades de los hombres, a los que hay que iluminar con la Palabra de Dios
Fr. Martín Gelabert