La apertura a la Familia Dominicana nos ayuda a seguir dando pasos efectivos en la misión común compartida
Cap. Bogotá n. 172

Infraestructuras

Es clave, para garantizar una atención digna a las distintos niños y adultos que se benefician de los distintos proyectos que atienden los misioneros, el mantener y mejorar las instalaciones de que disponen los distintos puestos de misión.

Algunas veces es incluso necesario abordar nuevas construcciones para poder atender las necesidades que van surgiendo cuando las misiones o los proyectos crecen.

En República Dominicana, en la población de los Almácigos, que se encuentra a 20 km de Santiago de los Caballeros, allí residen unos 500 haitianos o dominico-haitianos. Emigrantes, prácticamente todos ellos en situación irregular, con trabajos precarios como peones en tareas agrícolas en los campos de arroz que hay en el entorno y viviendo en “barracones” de construcciones toscas, insalubres, con piso de tierra y sin los servicios básicos de agua, electricidad y saneamiento.

 

En los Almácigos se desarrolló en su momento, un proyecto en el que se construyeron 10 núcleos habitacionales para que algunas de las familias que viven allí pudieran acceder a una vivienda digna y con un alquiler justo. Después de unos años de uso, se ha visto la necesidad de transformar la distribución de los núcleos habitacionales sacando la cocina de ellos y así poder dar un espacio a las familias donde estar y hacer vida familiar más allá de la habitación que era el sitio disponible que tenían ahora; además, se plantea también la importancia de mejorar los espacios comunes para evitar la acumulación de lodos que provocan las lluvias entre los dos pabellones y dotar de lugares de esparcimiento para los niños y niñas que viven allí.

También en esta población de los Almácigos nos han solicitado para este año 2018, ayudas para mejorar las condiciones de la Escuelita para la alfabetización de niños haitianos. Hasta ahora se utilizaba uno de los núcleos habitacionales para preparar la comida que se les da a los niños que asisten a la alfabetización, pero por motivos de higiene y de un mayor aprovechamiento se plantea la necesidad de construir una pequeña cocina cerca de la escuelita. Además de esta obra, en la escuelita también es necesaria la reparación de los baños existentes y de los techos de la escuelita y la sala de tareas que se encuentran en muy malas condiciones.

En Uruguay han sido varios los proyectos de infraestructuras para los que los misioneros nos han solicitado ayuda a Selvas Amazónicas en este año 2018.

Por un lado, desde la Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario en Montevideo, nos solicitan poder reparar los servicios higiénicos públicos de la parroquia, que en los últimos 20 años no ha tenido prácticamente ninguna obra de mantenimiento y que se encuentran muy deteriorados y en condiciones no adecuadas para su uso. La parroquia tiene mucha vida comunitaria y pasan por allí más de 200 personas a diario, por lo que unos servicios higiénicos en bunas condiciones se hacen imprescindibles.

Así mismo, la comunidad de Montevideo nos solicita por segundo año consecutivo nuestra colaboración en el proyecto de recuperación y rehabilitación de la Casa de Retiros de Playa Pascual. Este es un espacio de vital importancia para el desarrollo de actividades de Retiro y Campamentos y como base de Trabajos de Investigación Científica, que estará al servicio de todas las comunidades y parroquias de los dominicos en Uruguay. Debido a la envergadura del proyecto se ha dividido en varias fases que se irán apoyando desde Selvas Amazónicas en distintos años.

 

También en Uruguay, la comunidad de Camino Maldonado, es necesario abordar dos proyectos de infraestructuras para mejorar y proteger las ya existentes. La precariedad creciente del barrio en el que se ubica la comunidad, ha incrementado la delincuencia en el entorno y en los últimos tiempos se ha producido un ola de robos, que se añade a la violencia y agresividad que generan las drogas en el entorno.

En base a esta situación la nos solicitan desde Camino Maldonado la ayuda para dos proyectos: la construcción de un Muro Perimetral y el acondicionamiento del Salón Comunal. Se proyecta que el muro perimetral rodee todo el terreno comunitario ya que tras varios intentos de delimitar y proteger el terreno de la comunidad, primero un arbolado y luego una alambrada, se ve la necesidad de hacer una construcción más duradera y que ciertamente cumpla con esos objetivos de seguridad y protección para las personas que asisten a la parroquia diariamente.

En cuanto al acondicionamiento Salón Comunal, es necesario reparar las innumerables goteras del techo y la sustitución de algunas puertas y ventanas en muy mal estado que hagan de este espacio un sitio seguro y digno. Por el Salón Comunal reciben apoyo escolar decenas de niños a diario, niños procedentes del asentamiento donde se encuentra la comunidad y que, viviendo en condiciones precarias, encuentra aquí un espacio seguro y amable donde afianzar con su desarrollo como personas.

 
 

Financiación de Selvas Amazónicas para 2018
País
Lugar de Misión Beneficiarios Financiación
REP. DOMINICANA Acondicionamiento Núcleos Habitacionales
Los Almácigos
30 Personas 26.860,00 €
REP. DOMINICANA Cocina y Baño para la Escuelita
Los Almácigos
50 Personas 7.485,00 €
URUGUAY Servicios Higiénicos de la Parroquia
Parroquia Ntra. Sra. del Rosario
220 Personas/Día 14.385,89 €
URUGUAY Casa de Retiros Playa Pascual
Parroquia Nutra. Sra. del Rosario
240 Personas/Mes 22.697,83 €
URUGUAY Muro Perimetral
Parroquia Stma. Trinidad
300 Personas/Semana    78.313,00 €
URUGUAY Salón Comunal
Parroquia Stma. Trinidad
50 Niños y Niñas 2.170,84 €
Total Proyectos Infraestructuras 152.452,56 €