Teniendo caridad comprenderéis las Escrituras
Fr. G. Savonarola